Ley del notariado para el Estado de Queretaro - Queretaro - Base Provisional Refundidos DF - Legislación - VLEX 27700287

Ley del notariado para el Estado de Queretaro

Versión original:<a href='/vid/ley-notariado-queretaro-27700287'>Ley del notariado para el Estado de Queretaro</a>
Fecha de Última Modificación:19/03/1998
Publicado en:Periodico Oficial del estado de Queretaro
EXTRACTO GRATUITO

LEY DEL NOTARIADO DEL ESTADO DE QUERETARO

ULTIMA REFORMA PUBLICADA PERIODICO OFICIAL: 20 DE MARZO DE 1998.

Ley Publicada en el Periódico Oficial del Estado " La sombra de Arteaga," el 28 de Octubre de

1976.

ANTONIO CALZADA, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Querétaro Arteaga, a los habitantes del mismo, sabed que:

LA CUADRAGÉSIMA CUARTA LEGISLATURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE QUERÉTARO, EN USO DE LAS FACULTADES QUE LE CONFIERE EL ARTICULO 63 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA LOCAL... EXPIDE LA PRESENTE

L E Y :

DEL NOTARIADO PARA EL ESTADO DE

QUERÉTARO.

CAPITULO IArtículos 5 a 7
DISPOSICIONES GENERALESArtículos 5 a 7

El servicio notarial, en el Estado de Querétaro, es una función pública administrativa que corresponde al Poder Ejecutivo, cuyo ejercicio se encomienda a profesionales del Derecho, en virtud de nombramiento de Notario que para tal efecto les otorga el Titular del propio Poder.

El Notario es el funcionario público investido de fe pública, autorizado para autenticar los actos y los hechos a los que los interesados deben o quieren dar autenticidad conforme a las Leyes.

Habrá Notarios Titulares y Notarios Adscritos, ambos con la misma fe, personalidad y capacidad jurídica para actuar, indistintamente, dentro de una Notaría y un mismo Protocolo.

Se entiende por Notario Titular, aquél a cuyo favor el Ejecutivo extiende el nombramiento respectivo para el despacho de la Notaría; y Notario Adscrito, aquél a cuyo favor extiende el propio Ejecutivo, nombramiento con tal carácter, a solicitud del Notario Titular.

En cada Notaría no podrá ejercer más que un solo Notario Adscrito, del modo que esta Ley preceptúa.

El cargo de Notario de Número es vitalicio y sólo podrá ser suspendido, cesado o destituido, en los términos y casos previstos por la presente Ley, debiendo siempre oírse al Notario y el dictamen del Consejo de Notarios en los términos previstos por la presente Ley.

(REFORMADO, P.O. 31 DE DIDIEMBRE E 1996)

ARTICULO 5

Los Notarios no serán remunerados por el Erario, sino que en cada caso, tendrán derecho a cobrar a los interesados los honorarios que devenguen, conforme al arancel que el Consejo de Notarios del Estado, someta a la consideración del Ejecutivo, quien en su caso, procederá a su correspondiente expedición.

(ADICIONADO, P.O. 31 DE DICIEMBRE DE 1996)

Los interesados tienen derecho a elegir libremente al Notario; los Notarios colaborarán con la prestación de los servicios notariales cuando se trate de satisfacer demandas de interés social de conformidad con los acuerdos que para tal efecto suscriba el Consejo de Notarios. Asimismo, estarán obligados a prestar sus servicios en los casos y términos que establezcan las leyes electorales.

La Dirección del Notariado queda a cargo del Ejecutivo del Estado, a través de la Secretaría General de Gobierno.

(REFORMADO, P.O. 31 DE DICIEMBRE DE 1996)

ARTICULO 7

Los Notarios son auxiliares del Fisco del Estado para la liquidación y cobro de los impuestos y derechos que se generen con motivo de los actos que ante ellos se otorguen y serán obligados solidarios de su pago en los términos que señalen las leyes respectivas, siempre que hayan sido expensados previamente.

Los encargados de los archivos oficiales, están obligados a mostrar a los Notarios los documentos que obren en ellos cuando éstos lo requieran en el ejercicio de sus funciones, siempre que no exista impedimento legal para ellos.

CAPITULO IIArtículo 10

DE LAS NOTARIAS

Las Demarcaciones Notariales corresponden a los Distritos Judiciales. En cada Demarcación Notarial no podrá haber más de una Notaria por cada treinta mil habitantes.

- Aplicando lo dispuesto en el Artículo anterior, el Ejecutivo creará el número de Notarias que se requieran en cada Demarcación Notarial.

(REFORMADO, P.O. 31 DE DICIEMBRE DE 1996)

ARTICULO 10

La oficina del Notario se denominará Notaría Pública, llevará el número que le corresponda en la demarcación Notarial que le determine el Ejecutivo del Estado y deberá estar abierta todos los días hábiles, por lo menos seis horas.

En lugar visible al exterior, ostentará un rótulo formado con la palabra "Notaría Pública", el número que le corresponda o la mención de ser "Unica", así como el nombre y apellidos del Notario Titular y del Adscrito.

La Notaría deberá establecerse en un local adecuado, seguro y fácilmente acesible al público.

Queda prohibido al Notario instalar y operar por sí o por interpósita persona, oficina notarial diversa a la que se refiere este artículo y cuyo domicilio haya sido registrado en los términos del artículo 20 de esta Ley.

El Notario, para el mejor desarrollo de sus funciones, podrá auxiliarse de los medios electrónicos necesarios, instrumentando para ello los sistemas más idóneos de conservación, protección, seguridad y reproducción de la información contenida en su protocolo.

Asimismo, y con el propósito de dar seguridad a la información almacenada a través de los medios electrónicos y que se produzca con motivo de la actividad notarial, el Notario bajo su responsabilidad, deberá prever la existencia de los respaldos que sean necesarios.

CAPITULO IIIArtículo 20

DE LOS NOTARIOS TITULARES.

Para obtener el nombramiento de Notario Titular se requiere:

  1. Ser mexicano por nacimiento;

  2. Haber cumplido veinticinco años de edad;

  3. Tener residencia ininterrumpida en el Estado por más de tres años anteriores a su nombramiento.

  4. No tener enfermedad permanente que impida el ejercicio de las facultades intelectuales, ni incapacidad física que impida las funciones del Notariado;

    (REFORMADA, P.O. 17 DE ENERO DE 1991)

  5. Tener título de Licenciado en Derecho, registrado en la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, con cinco años cuando menos de ejercicio profesional, haber tomado y aprobado el curso de Derecho Notarial que imparta la Universidad Autónoma de Querétaro y las Instituciones de Educación Superior de la República Mexicana reconocidas por la Secretaría de Educación Pública, o el Consejo de Notarios del Estado de Querétaro;

  6. Acreditar haber tenido y tener buena conducta;

  7. Estar vacante alguna Notaría, si se trata de Notaría de Número:

  8. Ser aprobado en el examen Teórico-Práctico que se efectuará en los términos de los Artículos siguientes.

    El que pretenda examen de Notario deberá presentar solicitud al Gobernador, acompañando los documentos que justifiquen estar satisfechos los requisitos enunciados en el Artículo precedente.

    Hecho por el Gobernador el estudio de la documentación presentada por el solicitante y aprobada que fuere, se señalará día y hora para que tenga lugar el examen.

    El Jurado de examen se integrará por cinco Abogados que serán: Un representante del Ejecutivo; un representante del Tribunal Superior de Justicia, un representante del Presidente del Consejo de Notarios y dos Notarios que nombrará también el Consejo de Notarios. Será Presidente del Jurado, el representante del Gobernador y desempeñará las funciones de Secretario, el Notario que represente al Presidente del Consejo de Notarios.

    Consistirá el examen en una prueba teórico-practica, que será la redacción de un instrumento cuyo tema se extraerá, por sorteo entre diez propuestos, por el Consejo de Notarios contenidos en sobres cerrados y sellados. A éste efecto el Consejo cuidará de tener siempre diez temas entre los que sorteará el que deba de resolver cada examinando, adjuntando al tema un interrogatorio, que no exceda de cinco preguntas, sobre el mismo punto. Cada tema deberá tener una exposición sucinta, pero completa y clara del caso y todos los datos que sean necesarios para resolverlo.

    Cada uno de los miembros del Jurado podrá hacer al sustentante una pregunta o interpelación relacionada, precisamente, con el caso jurídico notarial al que se refiere el tema.

    El día señalado para el examen y cinco horas antes de la fijada para la celebración del mismo, el Secretario del Jurado abrirá el pliego en presencia del sustentante, entregará el tema al interesado y vigilará que, sin el auxilio de personas extrañas, aunque provisto de los Códigos y libros de consulta necesarios, proceda al desarrollo del tema y a la resolución del caso que se le haya tocado en suerte dando contestación también al cuestionario.

    A la hora fijada para la celebración del examen, se instalará el Jurado y el examinado procederá a dar lectura a su trabajo.

    Al hacerse la calificación del instrumento redactado, se tomará en cuenta no sólo la parte jurídica, sino también la redacción gramatical, en lo que se refiere a claridad y precisión del lenguaje, así como la competencia que demuestra el examinado al responder a las preguntas que le sean formuladas.

    El Jurado resolverá sobre la aprobación o reprobación del sustentante por voto secreto; la mayoría de ellos, en sentido aprobatorio, será suficiente para extender el Nombramiento de Notario. Si la mayoría de los Jurados votare por la reprobación del sustentante, no se podrá conceder nuevo examen de éste, sino después de transcurrido un año desde la celebración del primer acto.

    El Secretario del Jurado levantará el acta relativa al examen, que deberá ser firmada por todos los integrantes del Jurado y enviará copia certificada de ella al Gobernador para la integración del expediente formado con motivo de la solicitud del sustentante.

    Comprobados los requisitos a que se refieren los Artículos anteriores, el Ejecutivo expedirá el nombramiento al solicitante.

    Cuando dos o más personas aspiren a la misma Notaría, se preferirá al Adscrito, si lo hubiere; en caso contrario, se preferirá al que sea queretano por nacimiento; si todos o algunos de ellos lo son, se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS